Publicado por editorbfb - 28/11/2011

Hoy en día, el bautizo es un acontecimiento en el que  presentamos al bebé que acaba de llegar a la familia. Aprovechamos este acontecimiento social y religioso para hacer partícipes a todos los que nos rodean de la alegría que ha llegado a nuestras vidas con el nuevo nacimiento. Pero no sólo es importante para nosotros, nuestro bebé crecerá, y las fotos y recordatorios serán su referente en su primer acontecimiento social, donde ha sido el auténtico protagonista. Toda celebración lleva detrás mucho trabajo de preparación para que todo sea perfecto. Hay muchas cosas a tener en cuenta y que no debemos dejar al azar: el lugar de la celebración, las invitaciones, los recuerdos,… y por supuesto, la elección del vestido que llevará nuestro bebé.

Tipos de vestidos de bautizo

La elección de los padrinos supone además, en muchos casos, que sean ellos los que regalen la ropa que usará el bebé. Esto no significa que no se puedan respetar los gustos y preferencias de los padres sobre el vestido que llevará su bebé. Tanto si son los padrinos los encargados de comprar  el vestido de bautizo como si es otra persona, la comunicación con los padres es básica para evitar errores o desilusiones en este día tan especial.

Suele ser más específico de las bebés el uso de vestidos o faldones. Aunque éstos últimos también han sido utilizados tradicionalmente por niños. Los faldones son opciones a tener en cuenta por su versatilidad y su comodidad para nuestro bebé, por lo que es interesante que estudiemos esta opción que se encuentra en el mercado. Podemos encontrarlos confeccionados de distintos materiales como el organdí (especie de muselina muy ligera y rizada) o la estopilla (hilado fino de algodón). Además se suelen complementar con adornos de puntillas, bordados o cintas, llevando normalmente un  lazo, capa y gorro.

Una de las cosas más importantes a la hora de elegir los vestidos más apropiados para nuestros bebés  es la necesidad de que sea ropa cómoda, para ello debemos  evitar  que sea muy gruesa o muy delgada, para que los cambios bruscos de temperatura no afecten al pequeño. Tampoco debemos olvidar que se trata de un día largo, en el que los niños suelen estar rodeados de muchas personas y en diferentes ambientes, por ello, su comodidad y bienestar son fundamentales para que el día sea perfecto.

Baby Beau & Belle, diseños para soñar

Hoy en día, no sólo buscamos en los diseños un determinado estilo, sino que resulta indispensable que  la calidad y la atención al detalle en la ropa que elegimos para vestirnos, sea cuidada al milímetro. Y esto se acentúa aun más si  los diseños que estamos  buscamos los va a llevar nuestro bebé.

Por lo tanto, una mano de obra de calidad, la atención al detalle y el uso preferente de las mejores telas y acabados, es la clave para encontrar el vestido perfecto. A simple vista, puede parecer una tarea complicada, ya que en principio, diseños con estas premisas, resultan difíciles de conseguir… pero no es imposible. Existen empresas que cumplen con estos requisitos, y Baby Beauty Belle, es una de ellas.

Dirigida a satisfacer las necesidades de cada persona y a ayudar a que el bautizo de un bebé se convierta en el día perfecto, esta empresa fue  fundada hace 25 años por la diseñadora Roberta Salton. Roberta onfecciona todos los vestidos con suaves y cómodas telas de algodón, tejidos de punto y seda. Para los adornos usa encajes de Venecia, bordados suizos y franceses, cintas de seda y raso y botones de satén, complementando así el vestido que llevará el bebé, y haciendo que el día del bautizo sea, sencillamente, perfecto.

Fuentes: Baby Beau and Belle

Imágenes: Baby Beau and Belle

A continuación, te proponemos unos enlaces para que amplíes la información del artículo, además de encontrar  otros datos que te pueda interesar:

6 Comments to “Vestidos de bautizo”

Añadir comentario



Versión web